“Huída del espacio virtual” de George Roca – Héctor Martínez Sanz

Fue un verdadero placer para mi haber tenido la oportunidad de conocer a George Roca. Nosotros presentamos su obra “Evadare din spatiul virtual” en Espacio Niram Madrid (España) el sábado día 26. El libro está divido en siete partes y George Roca leyó un poema de cada durante el evento mientras Fabianni Belemuski los traducía en directo para el público español. La noche antes del acto, el Sr. Roca y yo pudimos intercambiar puntos de vista conversando muy agradablemente. Hablamos de muy diferentes asuntos como la dificultad que existe para aprender idiomas en países como España o la imposibilidad de traducir las palabras poéticas cuando el autor es el único que conoce el auténtico significado, el sentimiento real del poema. ¿Por qué hablamos de esto? Porque yo sabía entonces que hoy estaría escribiendo sobre él y sus poemas, y encontraría los dos problemas mencionados antes. La misma noche, hablamos sobre poesía también. Miahi Eminescu fue un importante punto en nuestra conversación, pero también la filosofía de Emile M. Cioran o Mircea Eliade y la obra de Brancusi ocuparon una gran parte de nuestras reflexiones. ¿Por qué? Porque George Roca nación en Rumanía y actualmente vive en Australia, pero él siempre ha llevado en su corazón la tierra natal en la que él vio por primera vez la luz del día. Eminescu es un poeta muy importante en Rumanía y los otros tres autores tienen una relevancia internacional junto a Ionesco o Tzara.

 

Isabel del Río, Bogdan Ater, Héctor Martínez, George Roca y Martín Cid en Espacio Niram
Isabel del Río, Bogdan Ater, Héctor Martínez, George Roca y Martín Cid en Espacio Niram

 

 

De hecho, Eminescu y varios grandes nombres del deporte, la música, el arte, los cuales han sido entregados al resto del mundo por Rumanía, tienen un poema dedicado en la parte cuarta del libro. El poema se llama “Eminescu”, y en él George Roca está cantándole a un nuevo amanecer de Rumanía. Este nuevo amanecer se debe a que:

 

Într-o dimineaţa

Dumnezeu

s-a sculat vesel şi binedispus!

A închis vântul în cămară,

a alungat norii

a scos din priză fulgerele,

a oprit cutremurele şi valurile

şi a stins focul su cazanele vulcanilor!

Rumanía está presente a lo largo de todas las páginas y versos de “Evadare din spatiul virtual”, pero tiene un espacio reservado en la segunda parte del libro titulada “Antipozi” cuyo contenido tiene fuertes sentimientos de nostalgia.

George Roca se considera a sí mismo como periodista más que como poeta. Pero el sábado, disfrutamos de su faceta como poeta, un poeta cromático y vital con un gran sentido del humor y una gran sensibilidad. Es posible ver este colorido en la parte tercera del libro llamada “Cromatică australiană” y poemas como Galben, el cual vio la luz a través de su hijo quien le retó a escribir sobre un gato amarillo. Otros versos son atravesados por el verde, el rojo, y sobre todo el azul. El color azul es muy significativo: refiere, por ejemplo, a la profundidad oceánica, al cielo sobre nosotros, o refiere a un azul especial parecido al Lapiz Lazuli que sólo existe en un monasterio de Moldavia. Este color nos conecta con un pensamiento infinito. Debido a esto, no es casualidad que las estrellas y el universo aparezcan en otros versos, como un camino de elevación desde el cielo al espacio abierto. ¿Cuándo podemos ver las estrellas? Por la noche. ¿Cuándo podemos imaginar el Universo? También por la noche. La noche y el cielo se convierten en mágicos y especiales: el cielo azul del día nos demuestra que estamos con vida y que deberíamos estar felices por ello, como en Mă Tucur, en la cuarta parte del libro:

În fiecare dimineată

când mă trezesc, mă Tucur

mă bucur că e soare

mă bucur că e înnorat

mă bucur că trăiesc

Con el negro cielo nocturno entendemos que formamos parte de algo más grande, o que podemos soñar. Pero, ¿dónde podemos encontrar las estrellas? No en el cielo, sino sobre la hierba, responde George Roca en uno de mis poemas favoritos titulado Micul Univers:

 

Seara

căutam prin iarbă

stele căzătoare!

 

Las estrellas caen desde el Universo hacia nuestro mundo humano y nuestras vidas cotidianas. En Micul Univers descubrimos niños jugando al fútbol con los planetas por pelota, o jinetes de cometas, porque George Roca nos está invitando a recordar nuestro universo infantil con elementos surrealistas.

El sentido del humor aparece en varios poemas –especialmente en la última parte del libro bajo el título Fabules şi Parodii-, pero uno me gusta más sobre los otros, el cual se titula Poemul. La poesía se define como una mujer infiel que llega hasta nosotros cuando estamos durmiendo, o, si nosotros estamos despiertos, carecemos de lápiz y papel para su llegada. La poesía se asemeja a una mujer jugando con nosotros, como si fuésemos amantes. Así, la poesía es descrita en términos de un amor difícil e inesperado, el cual no controlamos porque somos sus herramientas.

El párrafo anterior me sirve para señalar que hay otro tema importando en el libro: el tema del amor, sobre todo en un poema en el que encontré un símbolo personal que me impresionó. Por favor, léanlo:

 

Când am început să te sărut

gura ta avea gustul fructului pasiunii

Totul era atât de activ şi real

De parcă doi îngeri

făceau dragoste pe limba mea.

Después de su lectura, quería sentir a esos “dos ángeles haciendo el amor sobre mi lengua”. No es un sentimiento del beso; es un sentimiento del beso amoroso dado por un hombre que está enamorado. Hay muchas diferencias entre estas dos clases de beso y creo que sólo un gran poeta, como George Roca, puede expresar las diferencias de intensidad con estas pocas palabras poéticas.

La poesía de George Roca muestra un mensaje positivo: debemos vivir en armonio con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea, para conseguir saber quienes somos y ganar la batalla contra el tiempo irreversible en el que vivimos y amamos. Él nos está proponiendo escapar y vivir, ser libres de las cadenas que para nosotros mismos hemos creado. No había visto poesía como ésta en años, animándonos a descubrir la vida como un don y no como una obligación y un castigo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s